miércoles, 7 de septiembre de 2011

El TRANSPORTE FERROVIARIO: INAUGURACIONES Y CONVENIOS

Esta semana asistimos –emocionados- a la inauguración, que hicieron nuestra Presidenta y su par uruguayo, del “Tren de los Pueblos Libres”, al cual se han afectado dos coches motor de origen alemán –modelo 1980- reacondicionados en Holanda. Esta formación permitirá, a partir del viernes próximo, unir a la ciudad Argentina de Pilar con la uruguaya de Paso de los Toros. Más adelante tiene previsto salir diariamente de la Estación Federico Lacroze, de la Capital Federal, llegando hasta Montevideo, vemos con agrado esta experiencia que podría ser un paso más para ir recuperando nuestra red ferroviaria, la misma que tenía 45 mil kilómetros de extensión y hoy apenas llega a los 18 mil, seguramente algún funcionario de la Secretaría de Transportes, emocionado y a tono con los tiempos electorales que corren aceleró esta inauguración.Los conocedores del tema plantean que se tendría que haber empezado por abajo, reconstruyendo las vías, estas hoy no permiten transitar a más de 40 kilómetros, muy lejos de los 120 que se imaginan alcanzar para los inicios del año que viene cuando el servicio se haga diario y llegue a Montevideo lo que demandarían una renovación total del tendido de vías, tarea que llevaría no menos de un año de trabajo.
El voluntarismo de estas inauguraciones, que ya tienen varios antecedentes (Talleres de Tafí Viejo en Tucumán y Laguna Paiva en Santa Fe, el Tren Urbano en Salta), no alcanza a cubrir las debilidades de una política ferroviaria que transita por otros carriles. “Para muestra basta un botón”, dirían nuestros abuelos, aunque en nuestro caso, con el Convenio con los Chinos, más que un “botón” tenemos de muestra una mercería completa, caído (por suerte) el Proyecto del “Tren Bala”, lo central del actual plan ferroviario está contemplado en los convenios firmados con China el año pasado. El más importante es el realizado por el ferrocarril Belgrano Cargas que con una red de 5 mil kilómetros es la vía de transporte más extensa e importante del país.Por allí, siguiendo el modelo inglés, transitan nuestros granos hacia los puertos para alimentar animales y pobladores de Europa y Asia con destino a esa red, cuya gestión está en manos de SOFSE (Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado) con fuerte presencia de capitales chinos (junto a Franco Macri, Benito Roggio y los sindicatos de Unión Ferroviaria (Pedraza), La Fraternidad (Maturano) y Camioneros (Moyano), estamos adquiriendo en China rieles, locomotoras y vagones. El crédito es de bancos de esa nacionalidad a condición que la compra sea a ese país. No hace falta ahondar mucho para entender que estamos comprando trabajo chino que podrían realizar trabajadores argentinos, algo semejante ocurre con los vagones de la “Línea A” del subte porteño; en la “recuperación” del Ferrocarril San Martín y el proyecto de construir el subte en Córdoba. Todo ello por una cifra que ronda los 10 mil millones de dólares. Estamos despreciando nuestra capacidad técnica acumulada (de lo cual tenemos como prueba los talleres que se siguen devastando) junto a la posibilidad de dar trabajo a mano de obra argentina, De esa manera colocaríamos el restablecimiento de la red ferroviaria al servicio de una reindustrialización del país. Por otro lado, mantenemos el diseño de la red que fue imaginado por los ingleses. Basta mirar el trazado de nuestras líneas férreas para comprender que ellas estaban destinadas a sacar nuestra producción agropecuaria hacia los puertos, para que, desde allí, arribe al mercado inglés. Al mantener y profundizar aquel diseño estamos fortaleciendo la idea que nos reserva a nosotros el rol de proveedores de materias primas al servicio de los países más desarrollados, en aquellos tiempos el Imperio Inglés, hoy el despliegue chino. Sin lugar a dudas estos convenios con China contrastan claramente con los anuncios del gobierno en materia de reactivación de los ferrocarriles, dado que profundizan la dependencia tecnológica y vuelve a endeudar al país, en tanto en el congreso descansan dos proyectos, uno referido a la fabricación de rieles y otro sobre la reconstrucción integral del sistema, con recursos propios y tecnología e industria desarrollada en el país y la región. Desde MO-NA-FE sostenemos que estos convenios y acuerdos condicionan la posibilidad cierta de una recuperación de la red ferroviaria en el marco de un Proyecto Nacional.

MOVIMIENTO NACIONAL FERROVIARIO POR UN FERROCARRIL DEL ESTADO AL SEVICIO DEL PUEBLO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada