miércoles, 12 de octubre de 2011

Piden quitar concesiones a una ferroviaria que era la favorita de Jaime.


Además, la jefa de Gabinete de Schiavi fue asesora de esa empresa del Brasil.

Cuatro diputados nacionales de la UCR pidieron al Gobierno que le quite a la empresa ALL Logística la concesión de los dos ramales de carga que explota desde el año 1999. El diputado correntino Rodolfo Fernández presentó un proyecto de resolución en el que denuncia una serie de irregularidades por parte de ALL Logística en cuanto al cumplimiento del contrato de explotación de los dos ferrocarriles. Fernández, que fue acompañado por el diputado correntino Agustín Portela y los entrerrianos Jorge Chemes y Atilio Benedetti, asegura que “hay tramos del tendido ferroviario abandonado, que la velocidad del servicio es mucho más lenta que cuando comenzó la explotación” y que la empresa brasileña “no cumplió” con las inversiones pautadas. Por eso piden que se termine la concesión de una de las firmas que mejor relación tenía con Ricardo Jaime y donde trabajaba Gabriela Stortoni, actual jefa de Gabinete del secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi. Antes de ocupar ese cargo estratégico, Stortoni era la directora de legales de la empresa ALL Logística. Esta firma desde 1999 explota dos ferrocarriles de carga y es la firma que más dinero a aportó a la consultora de Manuel Vázquez el testaferro de Jaime.

Entre 2000 y 2005 Stortoni trabajó para la empresa brasileña América Latina Logística que opera el ferrocarril de ALL Central que desde Cuyo recorre las provincias de San Luis y Córdoba, pasa por Rosario y finaliza en Buenos Aires. También controla ALL Mesopotámica que une la Mesopotamia con Buenos Aires, y pasa por Misiones, Corrientes y Entre Ríos, y las une a Paraguay, Uruguay y a la red ferroviaria de ALL en Brasil. Tiene más de 8.000 Km. de vías y transporta más de 5 millones de toneladas anuales. Es el principal operador en cantidad de kilómetros recorridos y el segundo en cuanto a volumen de carga. Para ellos trabajó Vázquez, el hombre de los negocios oscuros de Jaime, hasta que a partir de hacer lobby para los brasileños entró como asesor a la secretaría de Transporte. Una vez allí-tal como lo demuestran los mails que intentó borrar pero fueron hallados por la Justicia- Vázquez siguió operando para las empresas ferroviarias especialmente para ALL Logística.

En el libro “El Rekaudador” se revela que entre 2003 y 2009 la empresa ALL le pagó por consultoría a la firma CAESA de Vázquez, la cifra de $ 2.700.000 sobre una facturación total de $8.600.000. Pero el pago a CAESA se extendió al menos hasta octubre de 2010 cuando había pasado más de un año de la salida de Jaime.

La abogada Stortoni forma parte de los equipos de trabajo de Schiavi desde la época en la que actual secretario de Transporte estaba con Carlos Grosso en la Municipalidad de Buenos Aires. Pasó por la secretaría de Transporte del menemismo como asesora y estuvo con Schiavi tanto en su gestión como ministro de Obras Públicas de la Ciudad cuando gobernaba Jorge Telerman como en la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF) y, a partir de 2009, en reemplazo de Jaime.

Cuando Vázquez era operador de Jaime, Stortoni mantuvo una fluida relación epistolar con el hacedor de negocios. Así lo revelan los mails de Vázquez en los que Stortoni y el ex asesor hablaban de, por ejemplo, el contrato de renegociación de la concesión que en 2005 el Estado le otorgó a ALL por los dos ramales de carga . En los mails tenían una especial preocupación por los problemas de impacto ambiental que podía generar la empresa ALL en sus instalaciones del partido de Tres de Febrero. En uno de esos correos, la abogada le dice a Vázquez: “Manuel tendremos alguna novedad del tema Impacto Ambiental? Mañana van los inspectores al predio y sería bueno que vos los llamaras para que no se genere un proceso de infracciones ...”. Stortoni intentó ser camarista en lo Contencioso Administrativo. No lo logró y sigue con Schiavi en Transporte.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada